ABRACADABRA y déficit de atención

ABRACADABRA y déficit de atención

 

Es interesante iniciar este artículo con el nombre de la revista que nos ha invitado a escribir.

Según alguna enciclopedia, la palabra ABRACADABRA viene del hebreo o tal vez el arameo: Aberah KeDabar (“iré creando conforme hable”).

Como pediatra siempre me ha gustado agradar a los niños al tratar de curarlos. No basta cumplir con los padres, hay que hacerlo con los pequeños también.

A través de los años he observado que la magia atrae a los pacientitos más que cualquier otro acto de gracia. Habitualmente utilizo trucos como”el empalme”, “el paquete truncado”, “los diamantes de colores”, la “cajita de Okito” y otros más para despertar su atención y distraer su ansiedad simultáneamente.

Antes de vacunarlos, ¿por qué no enseñarles una aguja de caucho que desaparece en la mano? Así será la vacuna…sin dolor. Usar un paquete de barajas antes de salir y hacerlos sentir poderosos al hacer “aparecer” su naipe los hace despedirse con un aire de satisfacción y poder.

Con el tiempo he visto a niños traídos con déficit de atención verse concentrados en la demostración de un truco. Luego, lo más interesante, al integrarlos al juego y ponerlos a ejecutar un acto de magia, aprenden a concentrarse en los pasos necesarios para no exhibirse y lo que es mejor, aprecian mucho la atención de los demás.

Generalmente recomiendo a un niño que no socializa mucho o tiende a poner poca atención, a iniciarse en trucos sencillos que pueda demostrar frente a su familia y amigos. Estos se venden en cajas o paquetes en cualquier tienda de juguetes y pueden ser aprendidos a utilizar con el apoyo de sus padres. El efecto es rápido y positivo.

He aprendido que la mente infantil cree en las fantasías más que en la razón. Cuando su curiosidad es grande y se le explica el mecanismo de un truco muy complicado, el ejecutante es bajado del pedestal de mago super-poderoso y sentado en la galería de los “mentirosos”.

Finalizando, vemos que hay una influencia positiva en el uso de las medicinas y la cura del pacientito cuando se le hace sentir con poder mental para cambiar las cosas hacia el bien. Haga la prueba: “vaya creando conforme hable”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abracadabra

GUIA DE LOS NIÑOS

Es una revista bimestral de distribución gratuita.
Tirada: 10,000 ejemplares.

        

Directora Laura Svartz

Servicios Destacados

Revista Virtual