Cómo aprende mi hijo

“Mi hijo ya sabe contar hasta 500” y tiene 2 años
“Mi hijo se sabe las capitales de 25 países” y tiene 3 años
“Mi hijo ya sabe escribir muchas palabras” y tiene 4 años

 

Los padres son sensibles al aprendizaje de sus hijos, y se enorgullecen por sus logros, sobre todo cuando son a temprana edad. Muchos presumen de éstos, sin embargo la carrera por resultados anticipados, está haciendo que muchos pierdan las oportunidades de consolidar las verdaderas tareas de la etapa inicial del aprendizaje.
En los años preescolares los niños aprenden a aprender, a resolver, a pensar, a socializar, a lidiar con las emociones, a poner a trabajar sus músculos para agarrar un lápiz o para saltar sobre un pie. Dedicar estos años a informar, a memorizar y acumular datos es desperdiciar la etapa más crítica para el desarrollo de funciones cognitivas superiores.
Los niños necesitan estar expuestos a experiencias enriquecedoras que favorezcan el pensamiento crítico, la toma de decisiones, la solución de conflictos y el manejo de sus emociones, bajo el apoyo comprometido de un adulto responsable como sus padres o su maestro de educación inicial.
Asegúrese que exponga a su hijo a un ambiente en el que su cerebro reciba estimulación para desarrollar todo su potencial y no solamente las áreas de memorización y repetición. Por el contrario, que logre dar sentido y significado a las cosas para que sea un aprendiz activo que conserve su capacidad de procesar todo tipo de información en el futuro.
Busque para su hijo una educación inicial que le ofrezca:

  • Un ambiente enriquecedor que sea una fuente de apoyo emocional positiva
  • Que estimule sus sentidos
  • Que promueva una variedad de destrezas físicas, sociales y emocionales
  • Que respete sus ritmos y a la vez desafíe su interés por obtener más logros
  • Que le deje ser activo en el proceso de aprendizaje
  • Que le permita elección
  • Que le permita explorar y divertirse aprendiendo

 

Ud. quiere potenciar la capacidad de aprendizaje de su hijo, no limitarla. Para ello lo importante es fomentar la mayor cantidad de conexiones en el cerebro, como si fueran múltiples contactos a los que en distintos momentos accederá el niño, según la necesidad.

 

Patricia Bentolila, MSc.
ORIENTADORA FAMILIAR/CONSULTORA EDUCATIVA
DIRECTORA A.D.D. Aprendizaje Dinámico Dirigido
Directora Rincón Infantil Montessori

Cel: 66763225/3999922

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRIBETE PARA RECIBIR MÁS NOVEDADES



Abracadabra

GUIA DE LOS NIÑOS

Es una revista bimestral de distribución gratuita.
Tirada: 10,000 ejemplares.

        

Directora Laura Svartz

Servicios Destacados

Revista Virtual