DEL CAOS A LA ARMONIA

Todas las mañanas sucede lo mismo.
Queremos que todo salga en armonía perfecta, pero no tenemos un plan, no asumimos responsabilidad. Y empezamos a recordar, recordar, regañar, regañar, y empiezan los contratiempos, la falta de cooperación y el caos en casa.
Para traer esa armonía y eliminar todo caos y estrés, debemos empezar a establecer rutinas.
Las rutinas son la clave para que iniciemos a ser más funcionales y donde todos en casa cooperemos y nos apoyemos.
Igualmente, las rutinas son una de las formas más poderosas de establecer límites, y así preparamos a los niños para un estilo de vida sano a futuro.
A medida que los niños vayan creciendo van a ir poniendo resistencia ante las rutinas. La mejor manera que cooperen, es que sean parte de la creación de las mismas (en la medida que sea posible que aporte), ya que donde sientan que son escuchados, aceptados, por ende, van a cooperar más. Para crear aceptación, los padres pueden establecer lo que se necesita hacer y después dejar que los niños decidan cómo lo van a hacer.
En conjunto, pueden crear una rueda de rutinas o un poster y colocar en un lugar visible. Para esto requerirá de creatividad, colores y diversión.
En los niños más grandes, los adultos deben guiar con preguntas y permitiendo que el hijo pueda decidir y ejecutar. Es importante la empatía, el respeto, la escucha activa para crear un ambiente de conexión.
Las rutinas desarrollan beneficios a largo plazo: seguridad y confianza, tranquilidad, administración de tiempo y responsabilidad, sentirse capaz, establecer metas y ejecución.
Claves de Rutinas Exitosas:
• Debemos planificar las rutinas por adelantado involucrando a todos los miembros de la familia.
• Los adultos debemos ser los primeros en cumplirlas y no romperlas. Asumir nuestro liderazgo y ser modelos.
• Las rutinas requieren repetición y práctica.
• En reuniones familiares revisar el funcionamiento de las rutinas y hacer cambios si hay necesidad. A medida que el niño va creciendo, las rutinas deben ir adaptándose a su edad.
• Debemos ser realistas y recordar que cada vez que empezamos algo nuevo, puede tomar tiempo, las rutinas no pueden funcionar a la perfección al principio, seamos pacientes y perseverantes. Pero por el otro lado, tampoco llevemos las rutinas al extremo de la perfección donde no disfrutemos y caigamos en stress. Sea flexible cuando crea necesario.
• En caso de resistencia por parte del niño, es natural, usted mantenga la calma. No negocie, cálmese y reanude el proceso.
Nuestra misión de padres no debe ser hacer que nuestros niños sean felices, nuestra misión consiste en desarrollar habilidades para la vida, para que en un futuro puedan desenvolverse equilibradamente ante las situaciones diversas que vayan enfrentando.

 

Analisa Williams
Entrenadora y Educadora Certificada por la Positive Discipline Association
Presidente Asociación Disciplina Positiva Panamá
Fundadora de @huellaspanama

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRIBETE PARA RECIBIR MÁS NOVEDADES



Abracadabra

GUIA DE LOS NIÑOS

Es una revista bimestral de distribución gratuita.
Tirada: 10,000 ejemplares.

        

Directora Laura Svartz

Revista Virtual