Había una vez…

Voy a contarte un cuento. Había una vez una niña llamada, ummm… Lini, que todas las noches se levantaba llorando, con la mantita mojada y con mucho frio.  Su mamá le enseñó cómo tenía que hacer para que esto no pasara más. Así me paso con mi hija de 4 años, y para solventar esto un buen día le inventé un cuento…

Muy pocos adultos conocen lo importante que son los cuentos, las historias y las leyendas para fomentar el crecimiento y la imaginación de nuestros hijos. Por esto quiero compartir en este escrito sobre esta herramienta primordial que me ha ayudado con la crianza de mis 5 hijos y que, entre más la uso, más me funciona. No importa la edad; no importa si es un niño de 2 años o un adolescente, contarles cuentos a los niños es básico para su desarrollo.

Algunos padres ya saben el valor de la lectura, y sacan un tiempo en su saturado día para leerle un cuento a su hijo y eso es excelente. Admiro a todos los padres que lo hacen como una costumbre. Sin embargo, muchos no encuentran el tiempo para sacar un libro y sentarse a leerlo todos los días, o simplemente no tienen interés en ello. Ahí es donde entra mi consejo de corazón: inventa un cuento, cuéntale de tu día a través de una historia, crea en tu imaginación un personaje, habla de un escenario chistoso, cuéntale sobre ti, háblale sobre aquello que más le gusta escuchar sobre si mismo cuando era más pequeño. Organízate y reserva tiempo a diario para conectarte con tus hijos a través de un cuento. Un ejemplo es cuando estás cocinando. Le puedes contar sobre la primera vez que comió zanahoria cuando era bebe, la cara que hizo y como se ensució. Dale detalles, estoy segura que le sacarás unas cuantas sonrisas. Así mismo, cuando quieras que le llegue un mensaje o recordarle algo, utiliza esta herramienta, créeme que te funcionará más que si le expresas las cosas en forma de instrucciones o regaños.

A continuación, te menciono alguna de las ventajas de los cuentos para los niños:

Cuando un niño escucha un cuento lo recuerda con facilidad, crea conexiones en su mente y le facilita captar mejor el mensaje. Lo ayuda a reconocer sus propias emociones. Se identifica con las historias, se relaja, se siente feliz porque sus padres le están dedicando tiempo para atenderlo. Entre otros miles de beneficios.

Mi gran recomendación es utilizar cuentos, ya sea de un libro o de tu imaginación.

¡Mucha suerte!

Un abrazo,

Yvette Abadi Kalderaro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRIBETE PARA RECIBIR MÁS NOVEDADES



Abracadabra

GUIA DE LOS NIÑOS

Es una revista bimestral de distribución gratuita.
Tirada: 10,000 ejemplares.

        

Directora Laura Svartz

Servicios Destacados

Revista Virtual