LA ALIMENTACIÓN, UNA PRIORIDAD EN LA ÉPOCA ESCOLAR.

Uniformes, libros, cuadernos, mochilas, zapatos, loncheras, etc.   La lista de compras parece interminable, para un padre de familia al inicio del periodo escolar.   Pero ¿dónde quedó la alimentación?

Poco escuchamos hablar a los padres,  de la importancia de una buena alimentación durante el periodo escolar, de los desayunos, meriendas y las comidas que proporcionarán  a sus niños   Será que entre tantos requisitos y compras que exigen en las escuelas y colegios, la ALIMENTACIÓN PASA A UN SEGUNDO PLANO?

Desde muy temprana edad,  muchos niños en nuestro país, asisten a centros educativos, lo que conlleva cambios en sus rutinas diarias, incluyendo los horarios de comida.  Es muy común, que una gran mayoría de nuestros niños, NO DESAYUNEN, debido a que su tiempo en las mañanas es muy limitado para sentarse a comer, aunado al mal hábito de no querer desayunar.    En las escuelas, y dependiendo de los horarios de clases, se contemplan entre 1-2 recreos o recesos, los cuales son destinados como tiempos para “merendar/almorzar”.  Se estima que una jornada de clases (incluyendo el transporte) es de aproximadamente 8 horas.  Esto es lo que un niño en edad escolar,  pasa fuera de su casa.   Es el total de horas, de una jornada laboral, en que un adulto, desayuna, merienda y almuerza.

Como Nutricionista, y conocedora de esta realidad, quisiera compartir con ustedes algunos consejos en relación a la nutrición y alimentación de los niños en la época escolar:

  • Asegurar de que duerman lo suficiente. Los niños deben acostarse temprano, para lograr un buen descanso.
  • Brindar un desayuno, aunque sea un vaso de avena ó un emparedado, ó un yogur ó una fruta. No deje que se vaya a la escuela con el estómago vacío.
  • Preparar menús de meriendas y almuerzos, para no improvisar. No ofrezca únicamente emparedados. Un nutricionista puede brindarle asistencia al respecto.
  • Invertir en una lonchera y recipientes de buena calidad. Prefiera las loncheras que son térmicas y envases que pueden ser utilizados en el microondas.
  • Incluir agua todos los días.  Las bebidas, jugos, néctares, leche saborizadas,  no son recomendados, por sus altos contenidos de azúcar.
  • Ser creativo en la preparación de los alimentos. A los niños, sobretodo en edad pre-escolar,  se les puede hacer los emparedados, pancake, tostadas francesas y cortarlos con moldes de galletas, para darle formas de animales, frutas, etc.
  • Involucrar a los niños en la compra y preparación de sus meriendas. Hay niños que les encanta preparar sus meriendas,  y hasta las comen con más apetito, por ser obras de su propia creación.
  • Realizar una evaluación médica y nutricional. La misma es recomendable realizarla al inicio, a mitad y al final del periodo escolar.  De esta manera los padres   podrán conocer y monitorear el desarrollo y  condición de salud de sus niños durante todo el año.

Elsa Arosemena, ND, MSc.

Nutricionista/dietista

Clínica Hospital San Fernando 4-4

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRIBETE PARA RECIBIR MÁS NOVEDADES



Abracadabra

GUIA DE LOS NIÑOS

Es una revista bimestral de distribución gratuita.
Tirada: 10,000 ejemplares.

        

Directora Laura Svartz

Servicios Destacados

Revista Virtual