¿Pataletas a la hora de dormir?

Qué hacemos.

Hace algunos días conversaba con una mamá en mi escuela sobre cómo manejar situaciones conductuales en su niño. Desesperada me explicaba que a la hora de recoger juguetes, eran largas e intensas las pataletas: “tiraba todo, se tiraba al piso y luego de esa batalla campal todos quedamos ayudando a recoger y hasta consolándolo!”.

La conversación fue larga, tratando de calmarla primero, ante la insistente pregunta hacia ella misma: ¿qué es lo que estoy haciendo mal?  Todo y nada le dije. Los niños no necesitan regaños necesitan reglas.  Extenuada me decía: Qué reglas, si no quiere seguir ninguna!!!. Queridos mamás y papás, no hay magia en esto. Reglas son aquellas que damos siempre de la misma manera y siempre tienen un fin.

Una regla no es una orden y menos una gritería y desorganización. Le explico a la angustiada madre que golpes, nalgadas y gritos son actos de violencia hacia nuestros hijos.  Necesitamos conectarnos con ellos antes de corregirlos.  Esa es la razón de la regla y de aprender a seguirla, evitando así el castigo continuo y la desconexión.

La sugerencia es sencilla:

  1. Guarda la mayoría de los juguetes que hay en el cuarto de tu niño. Demasiados juguetes, van a costar más guardarlos.
  2. Crea la regla: Hay que guardar los juguetes antes de dormir.
  3. Invita al niño, poniéndote a nivel de él y dile que es hora de ir a dormir y que los juguetes también se van a dormir así que hay que guardarlos. Ayúdalo mientras recoge y felicítalo cuando termina, invitándolo entonces a bañarse y ponerse la piyama, que deben ser las reglas que siguen.
  4. Repite esto con constancia y sin excepciones. Aplica el mismo principio para enfrentar otras situaciones.

Recuerda frente a las rabietas:

  1. Nunca pierdas el control.
  2. Evita explicaciones largas.
  3. Siempre agáchate ponte a nivel de tu hijo.
  4. Usa palabras simples.
  5. No grites, mantén el tono de tu voz dulce y cálido.

Y luego de la pataleta habla con él o ella y explícale lo que sucedió y abrázalo. Hazle saber tu amor, pero con firmeza recuérdale la regla:¨Hay que guardar los juguetes antes de dormir¨.

Todos estos principios provienen de la metodología “La Disciplina Positiva” que son herramientas y  técnicas de aplicación práctica para impulsar a los adultos y a los niños a corregir sus conductas inapropiadas a través del autoconocimiento, auto-disciplina, responsabilidad, actitud colaboradora y habilidades para resolver problemas.

Recuerden: La Disciplina Positiva es educar desde la amabilidad y la firmeza.

 

Dra. Eneida A. Ferrer

Doctora en Fonoaudiología y Patología del Lenguaje

Fundadora y Directora del Centro Alcanzar, S.A y  del Instituto Preparatorio Pedagógico

Mamá de 4 hijos y abuela de 3 nietos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRIBETE PARA RECIBIR MÁS NOVEDADES



Abracadabra

GUIA DE LOS NIÑOS

Es una revista bimestral de distribución gratuita.
Tirada: 10,000 ejemplares.

        

Directora Laura Svartz

Servicios Destacados

Revista Virtual