DESARROLLO DE LAS HABILIDADES GRAFOMOTORAS

La grafomotricidad es un término para describir el movimiento de la mano al escribir y es parte de la motricidad fina (“grafo”, escritura, “motriz”, movimiento). Esta se desarrolla en los primeros años entre los 3,4,5 años hasta alcanzar la madurez necesaria para que el niño desarrolle y controle los gestos gráficos que permitan una adecuada escritura.  Para que esto suceda es necesario haber pasado antes por muchos momentos de experiencia vivenciales de trazos y con esto no me refiero a estar solo sentado y repasar palitos, montañas o espirales, sino a dejar libremente al niño a expresarse y jugar con todo tipo de materiales, pinturas, pinceles, arena, espuma, masilla… convirtiendo este proceso en algo divertido, sin presiones.

Cada niño adquiere en un momento diferente el control de su propio cuerpo, la coordinación, la motricidad, la lateralidad, la atención… y muchos otros aspectos que entran en juego para lograr un adecuado proceso grafomotor, es un proceso individual que hay que respetar.

¿Pero qué pasa si esta grafromotricidad no se desarrolla de manera adecuada?

Que podemos observar:

  • Falta de gusto por actividades que exijan coordinación de los ojos con las manos.
  • Tener dificultad o malos resultados cuando recorta con tijeras.
  • Tener dificultad para hacer tareas de abrochar y desabrochar botones, o atar nudos.
  • Tener mal agarre del lápiz.
  • Pintar o escribir con lentitud o muy rápido obtenido un resultado de poca calidad.
  • Cansarse fácilmente.

Podemos ayudar en casa a través de juegos y actividades como:

  • Tocar palmas, primero libremente, después siguiendo un ritmo.
  • Imitar con las manos movimientos de animales (león moviendo las garras, pájaro volando…) o de objetos (aspas del molino, hélices de helicóptero.
  • Enroscar y desenroscar tapas, botellas, tuercas (de juguetes).
  • Atar y desatar lazos.
  • Ejercicios de repasado de líneas, trayectorias y dibujos.
  • Ejercicios de rellenado de espacios y figuras.

El niño aprende moviéndose e interactuando con los elementos del entorno por aprendizaje directo, imitando modelos, por la intervención y estimulación de los adultos. Cualquier actividad que se plantee ha de ser motivadora y significativa.

 

Licda. Yaksini Torres

Terapeuta Ocupacional-Integración Sensorial

CENTIR

Therapytoolspty@gmail.com

ONE COMMENT

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRIBETE PARA RECIBIR MÁS NOVEDADES



Abracadabra

GUIA DE LOS NIÑOS

Es una revista bimestral de distribución gratuita.
Tirada: 10,000 ejemplares.

        

Directora Laura Svartz

Revista Virtual