La importancia de la participación de los padres en el equipo interdisciplinario

Cuando un niño o niña presenta una dificultad ya sea a nivel conductual, de lenguaje, académico o emocional, es el padre o madre la primera persona en darse cuenta. La mayoría de los padres y/o madres preocupados e involucrados acudiría donde un profesional idóneo para que los ayude a abordar esta dificultad.

Sin embargo, algunas veces, el alcance de un sólo profesional no es suficiente cuando hay una dificultad importante y, en estos casos, se deben apoyar de un equipo de varios profesionales e incluso de la escuela.

Quizás ese papá o mamá dirá “estoy haciendo todo lo que puedo”, “le estoy pagando sus terapias y los profesionales lo/la están ayudando”… pero, ¿Qué pasa en casa? Ese niño(a) no está todos los días en las terapias o la escuela, ¿verdad? Mucho de su tiempo lo pasa en casa, con sus padres, hermanos o nanas. Yo me pregunto, ¿Algún miembro de la familia está enterado de lo que está pasando? ¿Existen estrategias familiares para abordar el caso? ¿Los padres están involucrados de manera personal? ¿Los padres han comunicado de una manera amable y respetuosa sobre la dificultad de ese miembro de la familia que necesita un apoyo extra? En mi experiencia, no lo hacen. Y, ¿Por qué? Esto no quiere decir que sean “malos padres”, probablemente piensan que es lo mejor para todos en casa. Pero la realidad es que no es beneficioso para nadie.

Si hay hermanos en casa, pueden empezar a sentir envidia o celos hacia el hermano(a) que recibe más atención por su dificultad y esto empieza a interrumpir el flujo de comunicación y relación sana entre todos los miembros.

Sería favorable si toda la familia, en especial los padres, se involucraran en el tratamiento de ese hijo(a) en particular, de aquí, podrían hasta obtener herramientas para el manejo con los otros hijos; es decir, que sería positivo que fueran parte del equipo interdisciplinario.

Beneficio de incluir a los padres en el equipo interdisciplinario

  •         El equipo se nutre con información más personal del niño(a) otorgada por los padres.
  •         Los padres están anuentes de lo que se va a hacer y pueden ayudar a favorecer el tratamiento.
  •         Los padres pueden opinar sobre el tratamiento de su hijo(a).
  •         Los niños tienen más adherencia al tratamiento, es decir se cumple con lo establecido ya que los padres estarán más pendientes de las decisiones tomadas.

Papá, mamá ¡no hay nadie más importante en la vida de su hijo(a) que ustedes! Los invito a acompañarlos en el proceso, a tomar decisiones, a maravillarse de los avances, decepcionarse en los retrocesos y compartir su tiempo, que es un recurso no renovable. Invirtamos en memorias familiares.

 

Escrito por: Psicóloga Stephanie Smith

Centro de Rehabilitación Integral para niños y adultos

Contacto: (507) 3954228  

ONE COMMENT

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRIBETE PARA RECIBIR MÁS NOVEDADES



Abracadabra

GUIA DE LOS NIÑOS

Es una revista bimestral de distribución gratuita.
Tirada: 10,000 ejemplares.

        

Directora Laura Svartz

Servicios Destacados

Revista Virtual